Día 134: ¡Qué frío!
La ola de frío siberiano que hace unos días mantenía a Moscú a -40º centígrados, ha llegado a Dresde. Se pronostican para hoy minimas de -16º. Esto supera con creces (a mi pesar, porque a los de Ávila nos gusta presumir del frío que hace en ella), la mayor mínima que he conocido en Ávila. ¡Este frío es bestial!. En plena ola de frío hemos alcanzado los -23ºC. Es impensable no utilizar guantes, porque un minuto con las manos desnudas en la calle y ya no las sientes. Se llegan a dar cosas tan surrealistas como que he dejado la ventana de mi habitación abierta media hora y se ha congelado toda el agua que hay en mi habitación (el agua condensada de los cristales, una botella con agua para regar las plantas que había junto a la ventana…). Adjunto fotos del periódico de Dresde hablando sobre el tema y la previsión para el tiempo de ayer.
Portada del Sächsische Zeitung

Detalle
Publicado el 24 de enero de 2006