Día 126: Cosas que hace un alemán en clase
Todavía me sorprendo cuando veo a alguien enfadarse porque no le hablan de usted, y pide, con cara de pocos amigos (o de mala leche) que por favor no le tuteen. Luego, sin embargo, la educación brilla por su ausencia en muchas facetas de la vida diaria. Hoy, por ejemplo, se ha caído una señora mayor en el tranvía, y sólo un hombre más anciano que la señora caída y yo la hemos ayudado, ¡en un vagón lleno de gente!. En las aulas, la falta de respeto al profesor llega a límites insospechados. He querido recoger en una pequeña lista (con la ayuda de más estudiantes Erasmus) cosas que he observado que hacen los alemanes en clase, y que me parecen, al menos, curiosas:

    * Beben zumo, agua y refrescos.
    * Comen pan con mantequilla, aperitivos varios (gominolas, patatas fritas…), pizza…
    * Se dan crema en manos y cara.
    * Se pasan notas entre ellos.
    * Mandan mensajes con el móvil.
    * Entran y salen de clase según les viene en gana.
    * Duermen.
    * Roncan.
    * Se prueban zapatos.
    * Hacen deberes, protocolos, pasan apuntes de otras asignaturas.
    * Se liman las uñas.
    * Suben y bajan las persianas cercanas a su gusto.
    * Cierran y abren (preferentemente abren) las ventanas cercanas a su gusto.

(Juan añade:)

    * Comen zanahorias, pepinos e incluso pimientos, crudos que sacan de un taper donde los tenian envueltos en papel de cocina (o no)
    * Dan golpes en la mesa como forma de respeto al profesor aunque se hayan pasado la clase hablando o durmiendo
    * Pintan cuadraditos de colores de forma obsesiva en sus cuadernos

(Úrsula añade:)

    * Hacen crucigramas.

(Hector añade:)

    * Hector me pide que añada que ha visto a un tio que se ha quitado las botas y las ha dejado tiradas por un lado, se ha quitado los calcetines y los ha dejado tirados por otro lado, y se ha sentado en la silla de tal forma que puede tocarse los pies y juguetear con ellos.

Publicado el 16 de enero de 2006