Día 103: Cosas que han cambiado
Estoy acostumbrado a que al volver a Ávila de Salamanca alguna cosa haya cambiado, ya que de Salamanca volvía más o menos cada mes. Pero en esta ocasión, a pesar de haber estado “sólo” tres meses, han cambiado muchas cosas. Por lo general son cambios fútiles e insignificantes, pero que por una cosa u otra, me llaman la atención o me traen recuerdos. He aquí una pequeña lista:

    * El bar Alameda ahora es una peluquería
    * “La guarra” ha cerrado sus puertas
    * La calle de la panadería es ahora de un solo sentido
    * A mi prima María se le han caído los paletos de leche
    * Las paredes de mi casa han cambiado de color
    * Siguiendo en su línea, el ayuntamiento ha puesto más rotondas donde no las había
    * Más canales de televisión y de radio
    * Ha cerrado el primer supermercado Dia que abrió en Ávila
    * En la facultad han cambiado todos los ordenadores (¡y vaya ordenadores han puesto!)
    * La inmigración ha llegado a lo grande a Ávila (y lo que más me preocupa: ¡Se están formando guetos!, no hay apenas integración.)
    * Ya no "te sientes limpia, te sientes bien", ahora "te sientes muy limpia, te sientes muy bien"

 
(Iré apuntando más cosas que observe a lo largo de las vacaciones)
Publicado el 21 de diciembre de 2005