Día 95: ¿Te gusta conducir?
El otro día hablé sobre las aventuras de la noche dresdeniana en coche. Bueno, pues al día siguiente, como no tenían que devolver el coche hasta las siete, estuvimos dando vueltas por la ciudad: del punto más alto de Dresde a la casa del alcalde en el barrio pijo, de la farmacia de guardia más lejana al kebap más cutre de la ciudad. Con el coche nos permitimos entrar en un palacio donde se estaba celebrando una recepción (vamos, una fiesta para ricos), donde entraban coches de la misma gama que el nuestro. Después dejamos el coche en las oficinas de Europcar y volvimos a ir andando por Dresde a tres grados bajo cero (el maravilloso coche nos había informado de la temperatura que nos esperaba fuera de él). Dejo fotos para dar constancia.
BMW

BMW

BMW

BMW

BMW

BMW

BMW
Publicado el 13 de diciembre de 2005