Día 77: Frenadol con Spekulatius
Striezelmarkt
Cartel del 571º mercado navideño
Hoy se inaugura en Dresde el Striezelmarkt, el mercado navideño típico alemán, donde puedes beber Glühwein (literalmente vino incandescente; vino caliente con limón, azúcar, canela y clavo), y comer Spekulatius (galletas de canela con frutos secos) o Glasierte Äpfel (Manzanas glaseadas). Es uno de los mercados navideños más antiguos de Alemania, ya que se remonta al año 1434, cuando el rey sajón Friedrich II retiró los privilegios del mercado de la carne, que sólo duraba un día; para introducir un mercado navideño, donde podrían vender los comerciantes de la región sus nueces y pasteles para nochebuena. Ahora el Striezelmarkt dura todo el adviento y es todo un acontecimiento local. Sin embargo yo no podré ir hoy al acto de inauguración del DLXXI Striezelmarkt (¡¡571º!!), donde se repartirán los 3.000 kilos de un pastel gigante llamado schweren Riesenstollen, debido a que he cogido un catarro feroz, que mantiene mis anginas inflamadas y mi nariz totalmente taponada. De todas formas confío plenamente en que los sobres de Frenadol que estoy tomando, me permitan volver a retomar la vida relajada de estudiante Erasmus cuanto antes.
Publicado el 24 de noviembre de 2005