Día 65: Dresde con la selección
Hace ya un par de semanas, que se reservó en un bar (llamado Jim Beams), la pantalla para que nos pusiesen el partido de fútbol de España contra Eslovaquia (el partido de la repesca para el mundial). No tengo muy claro si la persona que lo reservó (un amigo nuestro de Sudáfrica) tuvo que estar a cambio de que nos lo reservaran, toda la tarde en el bar viendo partidos de rugby. Nosotros, a petición de la delegación zaragozana, quedamos dos horas antes del partido para disfrutar de una cerveza en su wohnheim (residencia). Menos mal que cuando nos disponíamos a salir hacia el bar (que distaba en tranvía unos 15 minutos), nos llamaron diciendo que, aunque lo habíamos pedido, no iban a poner el partido, ya que el bar estaba lleno de alemanes deseosos de ver ganar su selección a Francia. Entonces, empezó la búsqueda de un lugar donde poder ver el partido. Lo primero que hicimos fue buscarlo en la televisión de la habitación de Héctor (que costó 20 € (más euro y medio de coaxial) en el Flohmark (un rastrillo de objetos usados del que hablaré otro día)), y sintonizándo los canales en la televisión de marca "Orion", no encontramos el partido, por lo que recurrimos a la técnica de internet. Bueno, en realidad ya llevábamos escuchando el partido un rato por la SER de internet. Buscamos en que extraña cadena lo emitían por internet, y al final encontramos que en CCTV5, la televisión estatal china, lo estaban poniendo. Después de luchar contra el ordenador, y contra la página web de la cadena en chino, conseguí que pudiésemos ver el partido a traves del citado canal. Normalmente la radio por internet lleva un retraso de entre 30 segundos y un minuto, pues la televisión china por internet tenía un retraso de 5 minutos (¡y encima iba a trompicones!). Y por ahí lo estuvimos viendo hasta que el partido se resolvió con un 5-1, que fue entonces cuando nos fuimos al cumpleaños de una chica polaca, al que llegábamos con unas tres horas de retraso. Aquí a las fiestas tienes que llevar tu propia bebida, por lo que nos pusimos a buscar un sitio en Dresde a las once y algo de la noche, donde comprar unas cervezas. Al primer sitio que fuimos fue al bar que está debajo de la residencia, y en ese bar estaban echando un partido. ¿Cuál?. Una pista: se oía de fondo… Es - pa - ña,  Es - pa - ña…
Publicado el 13 de noviembre de 2005